40 consejos para volver al peso ideal

¿Estás por encima de tu peso? ¡No te desesperes! Es posible reducir ese número con hábitos saludables.

La nutricionista Roberta Stella ha reunido todos los trucos para hacer que la aguja de la báscula vuelva al normal sin que tengas que pasar hambre:

  1. Nada de desesperarse. Olvídate de las dietas muy restrictivas u que prometen un gran adelgazamiento en un corto período de tiempo. A largo plazo, el resultado es desastroso.

  2. Comienza haciendo un diario con los alimentos que ingieres todos los días. Vas a percibir los errores y corregirte solo. Un estudio ha divulgado que la presencia de frijoles y hortalizas en la mesa de las familias ha disminuido al paso que el consumo de grasa ha aumentado.

  3. Establezca una rutina alimentaria.

  4. Estipula cinco comidas al día, con horarios para que ellas sucedan. ¡Y cúmplalos!

  5. Analiza los rótulos de los alimentos. Muchas veces, los alimentos light contienen una pequeña diferencia en la cantidad calórica, que termina por no compensar el cambio.

  6. Prefiera los alimentos integrales. Ellos contienen más nutrientes y fibras, que aportan muchos beneficios al organismo.

  7. Elija leches y derivados desnatados. La menos cantidad de grasa significa menos colesterol y calorías en su alimentación.

  8. Cuidados con los embutidos (mortadela, chorizo, jamón york, etc.). Ellos poseen una cantidad considerable de grasa, colesterol y sodio.

  9. Elija embutidos con menor cantidad de grasa, como la pechuga de pavo, por ejemplo.

  10. No te quedes más de 4 horas sin alimentarse.

  11. Haga pequeñas meriendas entre las comidas, es un hábito esencial para una alimentación saludable.

  12. Para estas pequeñas meriendas, prefiera alimentos fáciles de seren obtenidos y de llevar en el bolso, como yogur, barritas de cereales, frutas y galleta salada.

  13. Coma por lo menos 2 frutas por día.

  14. Consuma las frutas (manzana, pera, uva) con la piel.

  15. Ensaladas y legumbres deben hacer parte de tu alimentación diaria.

  16. Evita preparaciones altamente calóricas como las gratinadas, fritas, a la parmesana, a la milanesa y cuatro quesos.

  17. Aliña las ensaladas con zumo de limón y vinagre.

  18. El aceite de oliva contiene grasas buenas para el corazón. Pero eso no quiere decir que no sea calórico. Si la intención es de adelgazar, hay que usarlo con mucha moderación.

  19. Hay que evitar los dulces, sobretodo tartas rellenas, bizcochos y bomba de chocolate.

  20. Prefiera los sándwiches naturales a los ofrecidos por los fast-foods.

  21. Atún y sardina en conserva son excelentes para una ensalada u sándwich. Pero recuerda: utiliza la versión light, conservada en agua, no en aceite.

  22. Prefiera las carnes menos calóricas, como el pescado, pollo y cortes magros de carne de res.

  23. Retira la piel del pollo.

  24. Cuidado con las salsas a base de mayonesa para aliñar las ensaladas.

  25. Prefiera los polos a los helados.

  26. Zumos naturales son una excelente opción para refrescarse.

  27. Puedes tomas el agua de coco para hidratarse pero atenta a las cantidades. Por ser calórica, la bebida no puede ser consumida libremente. Un vaso pequeño (200 ml) presenta 40 calorías. Consuma solamente un vaso al día y beba mucha agua mineral.

  28. Evita bebidas gaseosas, mismo las que no contienen calorías, como agua y refrescos light.

  29. Durante las comidas, beba solamente un vaso pequeño (200 ml) de líquidos. Así la digestión no se verá perjudicada.

  30. Un grama de alcohol contiene 9 calorías. Ya un gramo de carbohidratos u proteínas contiene solo 4 calorías: o sea, aquel vasito de cerveza engorda mucho más que un trozo de pan. Por lo tanto, evita las bebidas alcohólicas si el objetivo es adelgazar.

  31. Se vas a un bar, evita las tapas fritas, cacahuetes y anacardos.

  32. Nunca vayas al supermercado con hambre. Eso hará con que no resistas al pasar por las estanterías de dulces y chucherías.

  33. Beba mucha agua, por lo menos 2 litros al día.

  34. Cuidado con el café. Beba, como máximo 4 tazas al día.

  35. Empece la comida con un plato grande de ensalada (hojas y verduras hervidas).

  36. ¿Te has pasado algún día? No desistas. Recomience de nuevo al día siguiente.

  37. Prefieras los alimentos ricos en agua y de bajo valor calórico, como las frutas, legumbres y verduras. Podrás consumir un mayor volumen de estos alimentos, comparado con aquellos ricos en calorías.

  38. Evita hacer la última comida del día cerca de la hora de acostarse. Para no perjudicar la digestión de los alimentos y el sueño, haga la cena, por lo menos, una hora y media antes de irte a la cama.

  39. La buena noticia para quiénes son adeptos de los restaurantes fast-foods es que las grandes redes de sándwich ya poseen opciones más saludables. Entre ellas, el destaque se queda con las ensaladas, agua de coco y frutas.

  40. No tomes la dieta como un castigo. Al final, la reestruturación alimentaria garantiza un cuerpo más bonito y saludable. La dieta nada más es que un regalo que haces a ti mismo. Mantenga las actitudes positivas al largo del adelgazamiento.

Dale me gusta a nuestra pagina de Facebook para estar siempre enterado de nuevas recetas y consejos.

Un beso grande en el corazón de cada uno ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s